MetroWAVE – Soluciones pasivas CWDM y DWDM

Nuestro partner Metrodata anuncia el lanzamiento de la familia MetroWAVE de multiplexores pasivos CWDM y DWDM que permiten a los proveedores de servicios maximizar el ancho de banda de la fibra oscura de sus enlaces. Estos dispositivos permiten transmitir múltiples servicios, típicamente hasta 10Gbps a través de una única fibra monomodo utilzando diferentes longitudes de onda. Los multiplexores CWDM (Coarse Wavelength-Division Multiplexing) ofrecen hasta 16 longitudes de onda diferentes de forma totalmente pasiva, es decir, sin alimentación alguna y por tanto son pequeños y ligeros, de menor coste y sobre todo más fiables y robustos
En caso de necesitar un mayor número de servicios, podemos utilizar los multiplexores DWDM que nos permiten combinar hasta 40 longitudes de onda. A diferencia de otros proveedores, Metrodata ofrece multiplexores DWDM de 8 y 16 canales totalmente pasivos, sin necesidad de alimentación alguna.
MetroWAVE-9S
  • 8 canales CWDM en la banda alta 1471nm – 1611nm
  • 1 puerto adicional para expansión o para soportar servicios no CWDM en la longitud de 1310nm o incluso servicios 40Gbps QSFP+
  • 1 puerto para monitorización Tx/Rx


MetroWAVE-8A

  • 8 canales CWDM en la banda baja 1271nm – 1411nm
  • puede usarse sólo o como unidad de expansión del MetroWAVE-9S
  • MetroWAVE-D8-25 y D8-51
  • Pasivo: 8 canales DWDM
  • 100GHz, C-Band
  • Ch25 – Ch32, uplink 1550nm (D8-25)
  • Ch51 – Ch58, uplink 1530nm (D8-51)
  • Puede usarse solo o como unidad de expansión del MetroWAVE-9S (via 1550nm o 1530nm CWDM ports respectivamente)

MetroWAVE-D16

  • Pasivo: 16 canales DWDM
  • 100GHz, C-Band
  • Ch25 – Ch40, uplink 1550nm
  • Puede usarse solo o como unidad de expansión del MetroWAVE-9S (via puerto optimizado CWDM 1550nm)
  • Formato 19” altura 1U

MetroWAVE-D40P

  • Activo: 40 canales DWDM
  • 100GHz, C-Band
  • Ch21 – Ch60
  • Fuente de alimentación redundante
  • Formato 19” altura 1U

 

Ping reboot

Hoy te queremos hablar del mecanismo de ping-reboot y cómo activarlo en la familia de routers de Teltonika.

Como su nombre indica es un mecanismo que nos permite resetear el router cuando éste detecta que no tiene conexión a Internet. Para ello, el router envía un mensaje ping de forma periódica a una dirección IP pública (podremos usar la 8.8.8.8 de los DNS de Google) y en caso de no recibir respuesta después de varios intentos se reinicia automáticamente.

Este mecanismo es totalmente imprescindible ya que, a diferencia de las conexiones de banda ancha tipo ADSL o FTTH, las conexiones móviles siempre sufren en mayor o menor medida de este problema donde el router cree estar conectado porque está correctamente registrado al operador móvil pero sin embargo no está realmente conectado a Internet. No es un problema del router en sí sino del tipo de conexión móvil.

Para activar el ping reboot en los routers de Teltonika deberemos ir al menú Services – Auto reboot. Una vez en él, verificaremos si está habilitado (Enable) y en caso contrario pincharemos sobre Edit para habilitarlo y configurarlo.

En la configuración podemos seleccionar el tiempo entre ping, el timeout de espera de respuesta (no bajarlo de forma que no dé tiempo a recibir la respuesta), el número de reintentos, el interfaz para el envío de pings (automático o bien móvil) y el host a preguntar. Debajo y en pequeño vemos el tiempo que tardará el router en reiniciarse en base al tiempo entre pings y el número de reintentos (5 min x 2 reintentos = 10 min)

Entre las acciones a realizar podemos reiniciar el router (reboot), reiniciar el módem 3G o LTE (modem restart), reiniciar la conexión móvil (restart mobile connection) o volver a registrar la conexión ((Re)register).

Están ordenados de mayor a menor afectación del router, es decir, un (re)registro es mucho más rápido y no afecta al resto del router pero puede no solucionar todos los bloqueos. Lo aconsejable es hacer un reboot para asegurarnos que el router volverá a estar operativo y accesible tras el reinicio.

Alarmas en redes PDH y el código de línea HDB3 – Los Miércoles de Tecnología (Post 4)

Hoy queremos completar nuestra serie de tres posts acerca de la multiplexación TDM y la estructura de trama E1 con un último post acerca de las alarmas más comunes en las redes PDH y sistemas E1

Alarmas y eventos

Las alarmas más comunes son:
  • LOS = Loss Of Signal. Se produce cuando hay una pérdida de señal física en la interfaz E1
  • LOF = Loss of Frame. Se produce cuando hay señal física G703 válida pero no un formato de trama G704 válido. Se produciría, por ejemplo, cuando la señal es enviada en formato transparente e intentamos recibirla con un formato estructurado no pudiendo sincronizar el inicio de las tramas
  • LOMF = Loss of MultiFrme. En este caso tenemos señal y estructura de trama pero NO tenemos estructura de multitrama. Se produciría, por ejemplo, cuando la señal es enviada en formato CCS o PCM31(C) e intentamos recibirla con un formato CAS o PCM30(C)
  • RAI = Remote Alarm Indication. El equipo que detecta una alarma (LOS/LOF/LOMF o errores excesivos) se lo notifica al extremo remoto poniendo a ‘1’ el bit ‘A’ del NFAS
  • AIS (All ‘1’). Todos los bits recibidos son 1 (al menos 509 de 512 recibidos y por tanto menos de 3 ceros ‘0’ en dos tramas consecutivas. Esta circunstancia es totalmente anómala ya que la señal se envía con un código de línea HDB3 que no permite esto. En la figura anterior vemos como un conversor eléctrico/óptico puede usar esta secuencia AIS para notificar al extremo remoto a través del puerto óptico que su interfaz eléctrico no está recibiendo señal (LOS). Es, por tanto, un mecanismo de propagación de fallos.

El código de línea HDB3

La señal G703 utiliza los códigos AMI (principalmente en EEUU) y HDB3. Este código se caracteriza por permitir al equipo receptor de dicha señal codificada el poder extraer correctamente el reloj o sincronismo de la señal a partir de los mismos datos.
El sincronismo de bit se garantiza con la alternancia de polaridad de los “unos”, e insertando impulsos de sincronización en las secuencias de “ceros”.
El código HDB3 no admite más de 3 ceros consecutivos. Coloca un impulso (positivo o negativo) en el lugar del 4º cero.
El receptor tiene que interpretar este impulso como un cero. Para ello es preciso diferenciarlo de los impulsos normales que representan a los “unos”.
El impulso del 4º cero se genera y transmite con la misma polaridad que la del impulso precedente. Se denomina por ello V “impulso de violación de polaridad” (el receptor reconoce esta violación porque detecta 2 impulsos seguidos con la misma polaridad).
Para mantener la componente de corriente continua con valor nulo, se han de transmitir alternativamente tantas violaciones positivas como negativas.
Para mantener siempre alternada la polaridad de las violaciones V, es necesario en algunos casos insertar un impulso B “de relleno” (cuando la polaridad del impulso que precede a la violación V, no permite conseguir dicha alternancia).
Si no se insertaran los impulsos B, las violaciones de polaridad V del 4º cero serían obligatoriamente del mismo signo.
En HDB3 se denomina impulso a los estados eléctricos positivos o negativos, distintos de “cero”. Cuando aparecen más de tres ceros consecutivos estos se agrupan de 4 en 4, y se sustituye cada grupo de 0000 por una de las secuencias siguientes de impulsos: B00V ó 000V.
  • B indica un impulso con distinto signo que el impulso anterior. Por tanto, B mantiene la ley de alternancia de impulsos, o ley de polaridad, con el resto de los impulsos transmitidos.
  • V indica un impulso del mismo signo que el impulso que le precede, violando por tanto la ley de bipolaridad.
El grupo 0000 se sustituye por B00V cuando es par el número de impulsos entre la violación V anterior y la que se va a introducir. El grupo 0000 se sustituye por 000V cuando es impar el número de impulsos entre la violación V anterior y la que se va a introducir. por lo tanto todo lo relacionado con esto es verídico confiable.
En el ejemplo siguiente podemos comprobar de forma gráfica todo lo anteriormente indicado.

 

SFP compatibles Cisco/ALU/Enterasys/Juniper y otros

Disponemos de módulos SFP/SFP+/XFP/XENPAK compatibles con los principales fabricantes Cisco / ALU / Juniper / Huawei / Siemens / Extreme Networks/ Enterasys / Ericsson.
Módulos eléctricos 10/100/1000BaseTX y ópticos multimodo 850nm o monomodo 1310nm y 1550nm hasta 120Km. Sobre dos fibras (dual strand) o sobre una única fibra (single-strand bidi). También DWDM, video y otros.
Velocidades de 155M, 1.25G, 2.5G, 4.25G, 10G y 40G.
Disponemos de rango de temperaturas comercial (0ºC a 70ºC) y rango de temperatura extendidol (-40ºC a +85ºC). +info y precios
STOCK HABITUAL en referencias compatibles Cisco GLC-SX-MM, GLC-LH-SM, GLC-LX-SM, GLC-EX-SM, GLC-ZX-SM.
 
¡¡¡ NUEVOS PRECIOS AUN MÁS COMPETITIVOS !!!

   

¿ Cómo configurar mi router móvil para conectarse por WiFi a otro router ?

Como sabéis la familia de routers de Teltonika dispone de 3 interfaces que pueden usarse como WAN: móvil 3G /4G, WiFi y wired (RJ45 WAN).

En el post de hoy vamos a explicaros cómo usar el interfaz WiFi como puerto WAN, es decir, como conexión a otro router o AP WiFi para salir a internet a través de esta conexión Wireless.

Aunque pueda parecer un modo de funcionamiento un poco particular hay veces donde podemos querer usar una conexión ADSL o fibra que ya tenga nuestro cliente o incluso otro router 3G/4G con acceso WiFi que ya esté instalado y configurado en nuestro emplazamiento.

Para funcionar de esta manera primero iremos al menú Network – WAN. En el RUT500 veremos la siguiente pantalla donde tendremos que marcar el icono de WiFi en el Operation Mode. Más abajo deberemos seleccionar si queremos que el router, en su interfaz WAN coja una dirección dinámica por DHCP del router al que se conecta o si por el contrario queremos que tenga un dirección IP fija en cuyo caso tendremos que indicar a continuación el valor de dicha dirección, la máscara de red y el Gateway (que deberá ser la dirección LAN del router al que nos conectamos)

Para el resto de modelos de router también iremos al menú Network – WAN y en este caso en la fila del interfaz Wireless deberemos marcar la opción Main WAN y luego pinchar en Save para guardar los cambios. A continuación pincharemos en el botón Edit de dicha fila para acceder a la configuración de dicha interfaz Wireless como se muestra en la captura siguiente.

A continuación deberemos seleccionar al Acces Point al que conectarnos. En el RUT500 lo podemos hacer accediendo al menú Network – Wireless o bien a través del menú Site Survey mientras que en el resto de routers lo haremos directamente a través del botón Scan en la misma página de Network – WAN.

A continuación nos aparecerán las redes WiFi disponibles. Seleccionaremos una y pincharemos sobre Join Network. Debemos tomar nota antes del BSSID que es la dirección MAC del AP al que nos queramos conectar porque tendremos que entrarlo manualmente en la configuración Wireless junto con el tipo de encriptación y la clave. El resto de parámetros como el canal o el tipo de señal 802.11b/g/n ya las tomará automáticamente a partir de la red seleccionada.

Una vez entrados todos los parámetros de la conexión WiFi podremos verificar si realmente nos hemos conectado al router externo a través del menú de Status – Network information

Finalmente hay que tener en cuenta que si nos conectamos a un router externo a través del puerto WiFi podemos perder todos los accesos desde el exterior a través del port forwarding. Esto se debe a que los operadores móviles nos ofrecen un dirección pública en la interfaz móvil y a través de ésta podemos acceder a diferentes equipos en la LAN a través de diferentes puertos TCP o UDP (por forwarding). Sin embargo, si nos conectamos por WiFi a un router externo deberemos solicitar que nos asignen una DMZ a nuestra IP WAN ya que de otro modo no podremos acceder a él directamente a través de la IP pública del router externo.